0
Acceder
Registro
Recordar
Cargando producos del carrito
Consejos de Patricia Pérez sobre digestión

Los ocho consejos definitivos para mejorar tus digestiones

Cuida tu estilo de vida y mejora las digestiones

Como decía Cervantes "Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago"

 

Qué razón tenía. Lo que sucede en el estómago es la antesala de los que luego acontece en el resto del organismo. Sobre todo, en lo que a digestiones se refiere. O cuando nos sentimos hinchados y tenemos gases. Muchas veces le echamos la culpa al intestino y no siempre es el único culpable de estos síntomas tan molestos.

Para evitarlos tenemos que hacer cosas muy sencillas pero muy importantes para que lo que comamos llegue a buen puerto y se utilice de manera adecuada.

Por ejemplo, algo tan sencillo y placentero como es masticar lo pasamos por alto. Incluso comemos pegados al móvil o hablando de trabajo y eso dificulta la digestión, porque se pasa la atención al trabajo o al móvil cuando la atención debería estar en lo que estamos comiendo. Este simple hecho hará que tus enzimas digestivas sean más efectivas y tu ácido clorhídrico también. Si no masticas llegarán trozos más grandes al estómago y por tanto más difíciles de digerir. Además no hay que olvidar que además de dientes y muelas para triturar los alimentos, en la boca tenemos saliva con enzimas y lisozima, una proteína que ayuda a desinfectar los alimentos. Si estas no pueden ejercer bien su función, el estómago tendrá que trabajar demasiado.

Las mezclas que hagamos en cada comida también son muy importantes para tener buenas digestiones. No mezclar féculas como la patata con carnes, o frutas con hidratos, especialmente si son frutas ácidas, mejorará nuestra digestión.

No beber abundante líquido durante la comida también es una buena manera muy sencilla de facilitar nuestras digestiones, porque de esta manera conseguimos que las enzimas digestivas no se diluyan y al estar más concentradas son más efectivas. Es, especialmente importante, no beber bebidas frías mientras estamos comiendo. Es mejor terminar las comidas con una pequeña infusión digestiva.

Evitar chicles durante largo tiempo también nos ayudará a prevenir los gases, así como prescindir o disminuir el consumo de bebidas carbonatadas.

Comer en un ambiente relajado también es muy importante para que los músculos del estómago no se contracturen.

Cuando los alimentos no se digieren adecuadamente pueden fermentar en el intestino, lo que produce dióxido de hidrógeno y dióxido de carbono. Además, la comida no digerida y las bacterias acumuladas generan toxinas indeseables.

 

Estas pequeñas cosas nos ayudarán a tener mejores digestiones pero si somos de los que comemos en el trabajo y tenemos problemas con el ácido clorhídrico en el estómago podemos recurrir a Dinagás 4, un complemento alimenticio de Laboratorios Mahen que está especialmente formulado para esto. Contiene gluconato cálcico que contribuye al funcionamiento normal de las enzimas digestivas.

Además contiene prebióticos como la inulilna, que está demostrado que aumenta el número de bifidobacterias y lactobacilus (bacterias amigas de la flora intestinal).

También lleva melisa, muy recomendada cuando tenemos estrés, y alcachofera. Ambas poseen potasio, sodio, calcio y fósforo que contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso, a mantener la presión arterial normal, a mantener el metabolismo energético normal y al normal funcionamiento de las membranas celulares.

Podrás mejorar tus digestiones de manera muy sencilla tomando un vial al día de Dinagás 4, preferiblemente antes de la comida con un vaso de agua o infusión.

 

 
 

Cargan do relacionados de Los ocho consejos definitivos para mejorar tus digestiones

Información sobre cookiesInformación sobre cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies
ACEPTAR