Logo Mahen
Página Facebook Página Twitter Página You Tube

Digestiones pesadas y lentas: cómo controlarlas

06/07/2016 ›
Volver a la página anterior
Controla el malestar de las digestiones pesadas con ayuda de Dinagas 4

Seguramente hayas tenido digestión pesada en algún momento de tu vida, algo muy común. Aprende como controlar tus digestiones pesadas y lentas.

Su aparición suele ser la consecuencia de ingerir más comida de la necesaria, que esta sea muy copiosa, o que se coma de forma muy rápida o en horas en las que no estamos habituados a hacerlo.

Lo más normal es que nuestro estómago se inflame al no realizarse la digestión correctamente, produciendo malestar general y sensación de pesadez.

Digerir la comida no supone el mismo esfuerzo para unas personas que para otras, siendo este un problema bastante frecuente, cuyos síntomas desaparecen, en algunos casos, con reposo. Pero las personas que sienten pesadez y malestar continuo después de las comidas, deben ser atendidas por su médico para que éste les recomiende el tratamiento más apropiado para cada caso, y pueda descartar otros problemas de salud que puedan ser la causa de la digestión pesada.

Es muy importante conocer su origen, el motivo de esos síntomas, para poder identificarlo, y así poder tratarlo tanto médicamente como de forma natural, ayudándote a disminuir el malestar general.

Como se ha dicho anteriormente, el principal síntoma es la pesadez de estómago, haciendo que nos sintamos llenos aun habiendo ingerido pocas cantidades de comida. Esto puede ir acompañado de gases, causados por ingerir aire en exceso durante las comidas, o de sensación de acidez, provocando una sensación de ardor o incluso reflujo, según con que patologías curse. 

Aunque no es algo tan habitual, también puede suceder que aparezcan náuseas e incluso ganas de vomitar, pues nuestro estómago responde así cuando no ha aceptado bien los alimentos que hemos comido.

 

¿Qué provoca las digestiones pesadas?

 

  • Llevar una mala alimentación puede favorecer la aparición de digestiones pesadas, ya que alimentos difíciles de digerir como los fritos, o aquellos ricos en grasas, hacen más lenta y difícil la digestión.
  • Pero no solo los alimentos en sí mismos pueden dar lugar a una digestión pesada, sino la forma en la que estos se cocinen, la cantidad que se consuma o incluso como se ingieran, pueden ser la causa de la aparición de malestar.
  • Cuando comemos más de lo que estamos acostumbrados a comer, nuestro estómago se sobrecarga y necesita mucho más tiempo para realizar la digestión. Además, comer rápido, de pie, o no masticar lo suficiente también puede afectar negativamente a nuestro estómago.
  • Tener alergia o intolerancia a algún tipo de alimento, también puede hacer que el estómago se inflame y aparezcan gases y dolor abdominal.  Por ello deben seguirse siempre las indicaciones de nuestro médico y evitar el alimento o componente que nos esté dañando.
  • La tensión producida por situaciones de estrés o ansiedad afectan directamente sobre el proceso de digestión de los alimentos. Por ello, debes intentar superar este tipo de momentos complicados con serenidad, para que no influya sobre otros aspectos de tu cuerpo.
  • Determinadas enfermedades del aparato digestivo como la gastritis o gastroenteritis, pueden ser la causa de la digestión pesada, así como una bacteria muy prevalente como es el Helicobacter Pilory.

 

A parte de llevar a cabo las pautas de tu médico, hay una serie de consejos naturales recomendados por expertos en este tema, que te proporcionaran un alivio de los síntomas:

 

  • Intenta beber antes de las comidas, pues hacerlo durante éstas, hace que tu estómago elimine ácidos y enzimas responsables del buen proceso digestivo.
  • La hora de la comida debe ser sagrada, asique reserva un momento tranquilo para hacerlo. Si comes rápido y con ansiedad, no das tiempo a que tu estómago mande señales a tu cerebro de que estás saciado, y por lo tanto seguirás comiendo de forma innecesaria. Además, de esta forma haces que entre más aire en tu estómago y que aparezcan gases y flatulencias.
  • Saborea la comida y mastica lentamente para que los alimentos lleguen a tu estómago totalmente triturados y facilite el proceso de digestión.
  • Prueba a tomar infusiones después de las comidas. La más recomendada para prevenir los gases o flatulencia es la de hinojo o regaliz negro. Puedes probar también la manzanilla, pues es un excelente digestivo.

 

Ahora que ya conoces tanto los síntomas como las causas que provocan una mala digestión, intenta llevar a cabo los consejos que te harán aliviar los efectos de este problema, y reducir el riesgo de su aparición. Además, te aconsejamos remedios como Dinagás 4 que contribuye al funcionamiento normal de las enzimas digestivas. Rico entre otras cosas en Aloe Vera, supone un complemento de gran ayuda para ayudar a nuestro tubo digestivo. 

 

 

 cambiar alt

Leido 501 veces

TAGS

#Todas #Nutrición #Consejos #Días mundiales #Videoblog

LO MÁS LEIDO


LO MÁS NUEVO




Suscríbete a la newsletter de Mahen
Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado de todas nuestras novedades

Suscríbete
Enviar



Página Facebook Página Twitter Página You Tube
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR