Logo Mahen
Página Facebook Página Twitter Página You Tube

Semillas saludables: conoce sus beneficios

23/05/2016 ›
Volver a la página anterior
Semillas variadas

Aunque su pequeño tamaño no lo revele, hay muchas semillas saludables que ejercen un gran poder sobre nuestro cuerpo. Éstas, guardan en su interior una amplia y variada cantidad de nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione de manera equilibrada.

Semillas saludables, ¿qué aportan realmente?

Existen infinidad de tipos de semilla, pero en general suelen aportar las mismas propiedades y virtudes para el organismo. Entre ellas, destaca su alto contenido de ácidos grasos esenciales como el omega 6 y omega 3. Su presencia en el cuerpo hace que disminuya la posibilidad de formación de coágulos, gracias a que ayuda a que la sangre sea más fluida. Esto afecta positivamente sobre el funcionamiento del sistema inmune.

Otra de las virtudes de las semillas, es su alto contenido vitamínico, destacando la vitamina B y E. Las primeras, están relacionadas con el metabolismo celular, pudiéndose asociar con el estado de la piel, el rostro y el cuerpo. Por otro lado, la vitamina E, destaca por su capacidad antioxidante, protegiendo el tejido corporal. Además, ayuda a mantener el sistema inmunitario frente a agentes externos.

Por último, las semillas son un alimento antioxidante y rico en fibra, retrasando el deterioro o envejecimiento de las moléculas, y proporcionando un correcto funcionamiento del intestino.

Semillas más populares

 

cambiar alt

 

  • Semillas de Chía

La principal característica de las semillas de chía es que contiene uno de los mayores porcentajes de ácidos grasos esenciales; en concreto un 82%. Entre sus virtudes están:

  1. Contiene Omega 3 y 6, ayudando a disminuir las inflamaciones, a solventar los problemas del sistema nervioso, y a reducir el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares.
  2. Son una gran fuente de antioxidantes y de fibra, ayudando a retardar el envejecimiento.
  3. Es rica en potasio, fósforo, magnesio y calcio.
  4. Es una importante fuente de vitamina B, ejerciendo en nuestro organismo como protector de las arterias y fortaleciendo el sistema inmunológico.
  5. Ayuda a disminuir el colesterol.

 

Pueden ser consumidas en forma de aceite, molidas como harina de chía, o simplemente la semilla en sí. Se pueden tomar también mezcladas con líquidos (leche, zumos, agua...), ya que al ser sumergidas, quedan envueltas de una sustancia llamada mucílago . Ingerirlas en este estado proporciona una ayuda al proceso digestivo y a la evacuación regular.

 

  • Semillas de Sésamo

Estas semillas cobran importancia gracias a su contenido de omega 6 y proteínas. Además, poseen un alto nivel de vitaminas integrales del grupo B, como tiamina y riboflavina.  Es también rica en vitamina E, siendo de las semillas con mayor proporción de calcio, y facilitando la disolución de grasas.

Lo más recomendable es ingerirlas en dos cucharadas repartidas a lo largo del día, si es posible a primera y última hora. Puedes combinarlas con cualquier tipo de plato como ensaladas, pastas, verduras, e incluso en postres como yogures o macedonias de verduras.

 

  • Semillas de Lino

Este tipo de semilla se asemeja mucho a la de chía que hemos citado anteriormente, ya que ambas configuran la única fuente vegetal con un alto contenido de omega 3. Una de las virtudes más valoradas de las semillas de lino es su gran aporte de fibra, garantizando el buen funcionamiento del intestino, y reduciendo el nivel de colesterol malo.

Es importante también conocer que poseer un alto nivel de agentes anticancerígenos (lignanos), y de ácido fólico, por lo que su ingesta se recomienda mucho en la dieta de las embarazadas.

 

  •  Semillas de girasol

Lo que más destaca de las semillas de girasol es su alto contenido en fósforo y magnesio, favoreciendo la formación de tejido celular, y a la absorción de calcio. Por otra parte, sirve de reguladora del colesterol, y proporciona omega 6 y ácido fólico. Es además una semilla rica en calcio y baja en calorías.

Igual que el resto de semillas, se pueden ingerir solas, o utilizarlas para acompañar ensaladas, yogures, frutas o panes. Para que las propiedades hagan un efecto más completo, te recomendamos que las consumas en su estado natural, crudas.

  •  Bayas de Goji

Cada vez son más las personas que deciden introducir las bayas de Goji en su dieta, pues nos ofrecen un alto contenido de nutrientes, vitaminas y antioxidantes. Son el complemento perfecto para suavizar las señales de la edad, para regular tanto el sueño como el apetito, para cuidar de los riñones y del hígado, y para mejorar aspectos como la tensión arterial alta, la vista, la diabetes, el lumbago, el vertido, la menopausia o la impotencia.

Hacer un buen uso de las bayas de goji hará que te sientas mejor, y que notes que superas los días con más energía; además de ayudarte a perder peso si las combinas con una dieta saludable y realizando deporte regular. Si tu objetivo es este, tomalas en forma de zumo y hará que tu apetito disminuya y se acelere el proceso de quema de grasas.

 

Ahora que ya conoces algo más sobre el mundo de las semillas, da más alegría a tus platos y prueba a combinarlas con tus comidas favoritas. ¡Notarás los resultados!

 

 

Leido 460 veces

TAGS

#Todas #Nutrición #Consejos #Días mundiales #Videoblog

LO MÁS LEIDO


LO MÁS NUEVO




Suscríbete a la newsletter de Mahen
Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado de todas nuestras novedades

Suscríbete
Enviar



Página Facebook Página Twitter Página You Tube
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR