Logo Mahen
Página Facebook Página Twitter Página You Tube

Hiperpigmentación: Manchas en la piel

27/07/2016 ›
Volver a la página anterior
Las manchas en la piel son un problema que debe cuidarse delicadamente

La hiperpigmentación se define como el oscurecimiento de un área de la piel, causada por el aumento de melanina. Esto da lugar a pequeñas manchas en la piel de un tono más oscuro, que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo frecuentemente expuesta al sol como la cara, las manos o los brazos.

Según un estudio desarrollado por Carlos Ferrándiz, jefe de Dermatología del Hospital Germans Trias y Pujol, un 23,5% de los españoles tienen manchas en la piel por excesiva exposición al sol, a partir de los 45 años, aunque la mayoría de los casos no se diagnostica hasta años más tarde.

Pero no solo durante el verano, sino que dichas manchas deben cuidarse también durante todo el año para evitar que deriven en un problema mayor. Para conocer bien estos casos y poder tratarlo adecuadamente, Vicente Alonso, experto de la Academia Española de Dermatología y VeneorologÍa (AEDV), señala cuales son los casos más comunes:

 

MANCHAS EN LA PIEL MÁS COMUNES

 

Efélides o pecas: Se caracterizan por ser acumulaciones de pigmento, redondeadas y de color parduzco, que se localizan normalmente en las zonas del cuerpo más expuestas como son la cara, el cuello y los brazos de personas con piel clara y blanquecina.

Este tipo de manchas suelen intensificarse más en verano debido a la incidencia del sol en dichas zonas.

Nevus o lunares: Se trata de acumulaciones con un mayor número de melanocitos (célula reproductora de melanina) que afectan a diferentes partes del cuerpo. Suelen aparecer en el nacimiento, pero no quiere decir que no vayan a aparecer nuevos con el paso del tiempo.

Este tipo de manchas requieren un especial seguimiento por el dermatólogo, sobre todo aquellos que presenten asimetría, cambios de coloración o uniformidad, bordes irregulares o excesivo relieve.

Melanoma: Estas manchas tienen el mismo aspecto que un lunar, por lo que en muchos casos pueden confundirse. Sin embargo, hay una gran diferencia entre ambos ya que el melanoma es un tumor maligno de la piel.

Este pequeño tumor tiene aspecto de mancha pigmentada, asimétrica y con bordes imperfectos, que va creciendo de forma progresiva.

Vitíligo: En este caso, los melanocitos son destruidos por el sistema inmunológico, dejando así de producir melanina y creando manchas de color blanquecino por la falta de pigmento. Esta decoloración suele aparecer en las piernas, alrededor de los ojos, en la nariz o en la boca.

A pesar de tener un origen autoinmune, puede estar también relacionado con problemas de tiroides.

Léntigos: Se trata de pequeñas manchas marrones claras y oscuras que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo como sucede con las pecas, pero que a diferencia de ellas no cambian de color con la exposición solar.

Dependiendo de las características que presente, puede ser lentigo solar, asociado al envejecimiento y exposición a la radiación ultravioleta, léntigo simple o maligno, caracterizado por extenderse y oscurecer progresivamente, adquiriendo las cualidades del melanoma.

Melasma: Estas manchas suelen aparecer más frecuentemente en mujeres, y tienen un aspecto marrón claro o intenso que se producen o agravan en el embarazo, con la toma de anticonceptivos o en la menopausia.

La zona en la que suele manifestarte es la cara, concretamente en pómulos, nariz, labios y frente, a causa de la incidencia directa del sol.

 

El dermatólogo Vicente Alonso recomienda el uso de cremas específicas y peelings despigmentantes, así como el uso de láser, para casos más concretos, pero siempre bajo la supervisión de especialistas de este campo. Generalmente el tratamiento de las manchas de piel es complejo y a veces requiere la combinación de varios de estos métodos.

Ahora que ya conoces las diferentes formas en las que pueden manifestarse las manchas en nuestra piel, toma conciencia de lo importante que es, tanto el cuidado de la misma como la protección solar durante todo el año, pues aunque no nos demos cuenta, el sol incide sobre nosotros los 365 días del año, siendo esta una de las principales causas de aparición de manchas en la piel.

 

Leido 361 veces

TAGS

#Todas #Nutrición #Consejos #Días mundiales #Videoblog

LO MÁS LEIDO


LO MÁS NUEVO




Suscríbete a la newsletter de Mahen
Suscríbete a nuestra newsletter para estar informado de todas nuestras novedades

Suscríbete
Enviar



Página Facebook Página Twitter Página You Tube
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR