Desplegar menú
Menú
Hidrata tu piel en verano. Mujer en el agua
 
 

Importancia de una piel hidratada en verano

 

Este verano luce una piel perfecta siguiendo los consejos que nos propone Patricia Pérez.

 
Patricia Pérez

Escrito por:
Patricia Pérez

 

Si hay algo en lo que tenemos que prestar mayor atención en los días de verano es en el cuidado de nuestra piel. Los rayos ultravioletas del sol, el agua salada, el aumento de las temperaturas, el abuso de las barbacoas y los refrescos, hacen que el órgano más grande de nuestro organismo sufra. Este sufrimiento repercute en todo el organismo, ya que su hidratación y su estado son fundamentales para la salud.

 

- Las recomendaciones para no sufrir estragos vienen por comer muchas verduras y hortalizas frescas y crudas en forma de batidos o ensaladas. Si no cocinas, se recomienda evitar las altas temperaturas como las parrillas, los fritos o los horneados optando por hacerlas al vapor, escaldadas o al wok para que no se deshidraten. Una buena opción es optar por la escarola, achicoria, endivia, berros, lechuga, espinacas, pepino, apio, chalota, remolacha, col, lombarda, zanahoria, pimiento...

- Las frutas de temporada, frescas o incorporadas a los batidos. Algunas buenas opciones son la sandía, los albaricoques, el melón o los higos.

- En cuanto al pescado, se pueden escoger tanto los pescados blancos como los azules. Eso sí, conviene consumir los de pequeño tamaño porque acumulan menos toxinas y metales pesados.

- El marisco, los moluscos y los cefalópodos son ideales en esta época. Bogavante, mejillones, berberechos, almejas, pulpo, calamar o sepia.

- También se aconsejan las carnes blancas, como el pollo o el pavo. Si son rojas, mejor el cerdo, la ternera joven o el conejo, evitando las de cordero o cabrito.

- Los cereales más aptos para esta estación son el maíz fresco (a ser posible ecológico y no transgénico), el trigo, el mijo, el arroz o el centeno.

- Las legumbres más aconsejadas son la judía verde, las lentejas o la soja verde.

- Los quesos mejor frescos y blancos.

- Todo esto puede ir condimentado con distintas especias y plantas aromáticas, como el cilantro, la albahaca, curry, azafrán, pimienta blanca, romero, etc.

- Por supuesto, beber durante el día mucha agua, puede ser con limón o agua de pepino que nos ayudarán a mantener nuestra hidratación.

- Resguardarse del sol, limitando la exposición cuando la luz solar es más intensa.

- Protegerse de los rayos UVA y UVB usando protección solar (FPS) 30 o superior.

- Y cuidar nuestros ojos con gafas de sol homologadas.

 

Además de estas pautas generales podemos dar un plus de protección a nuestra piel con suplementos como Oleosec de Laboratorios Mahen. Su composición esta hecha a base de bayas de Espino Amarillo (Hippophae rhammoides), rico en ácidos grasos como el Omega 7.

Los ácidos grasos omega-7 son una clase de ácidos grasos monoinsaturados. Los dos ácidos grasos omega-7 más comunes en la naturaleza son el ácido palmitoleico y el ácido vacunénico. Son muy empleados en cosmética y complementación alimentaria debido a sus beneficiosos efectos sobre la salud. Podemos introducirlo en nuestro organismo a través de la dieta equilibrada rica en ácidos grasos o a través de complementos alimenticios de calidad.

Se trata de un ácido graso con un alto efecto antioxidante. Actúa estabilizando las membranas celulares de la piel y las mucosas, previniendo así el envejecimiento celular de la piel. Es muy rico en vitamina C, de ahí su pronunciado efecto antioxidante, esto se traduce en una barrera de actuación frente a los radicales libres, responsables del deterioro celular.

Se aconseja en multitud de afecciones dermatológicas como dermatitis o eccemas, pieles atópicas, psoriasis, alergias cutáneas, y úlceras cutáneas. Además es útil en la reparación de los daños dérmicos causados por la radiación solar.

La revista The Journal of Nutritional Biochemistry publicó un estudio clínico donde se evidenciaba la utilidad de la baya del espino amarillo, en la dermatitis atópica, debido a su particular concentración en este ácido graso, de en torno al 28%.

Es de ayuda en la reabsorción de calcio depositado en zonas inadecuadas del organismo, como en las arterias.

Aunque aún no hay conclusiones categóricas en la comunidad científica, el ácido palmitoleico se comporta como una molécula de señalización, que puede ayudar a evitar el aumento de peso. Algunos estudios ya corroboran que produce un efecto de saciedad, disminuyendo la apetencia constante de ingerir alimentos y facilitando así la pérdida de peso.

Funciona también como un antiinflamatorio de la mucosa gástrica y ayuda a prevenir la sequedad de los ojos, cuello de útero o vaginal. Se trata de una protección no solo exterior, en cuanto a mucosas, sino interior también, ya que estimula nuestro sistema inmune.

Se relaciona con efectos benéficos durante la menopausia. Su acción antiinflamatoria, reparadora y nutritiva de la dermis resulta efectiva contra la atrofia vaginal en mujeres postmenopáusicas. El epitelio vaginal se reconstituye, lo que supone una interesante alternativa para aquellas mujeres que no pueden consumir estrógenos.

 

La importancia del omega 7 es una realidad, causa un impacto favorable en el organismo, tanto a nivel interior, como exterior. Cabe destacar que el potencial de sus propiedades reside tanto en el origen de la materia prima, como en los procesos de manipulación. Es un ácido graso presente también en otro aceites animales, vegetales y marinos. También se encuentra, aunque en una concentración mucho menor, en las flores y las hojas del espino amarillo.

 

Por todo ello, Oleosec de Mahen con su alto contenido en omega 7, es un complemento idóneo a incluir en nuestra dieta, especialmente en verano.

 
 
 
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR

Espere...
Procesando información, espere...