Desplegar menú
Menú
El Síndrome de Sjögren es un trastorno auto inmune
 
 

Síndrome de Sjögren, un trastorno autoinmune

 

"Es un trastorno autoinmunitario en el cual se destruyen las glándulas que producen las lágrimas y la saliva, lo que causa resequedad en la boca y en los ojos. Este trastorno puede afectar a otras partes del cuerpo, incluso los riñones y los pulmones".

28/06/2016

Específicos

 

Según expertos del American Collage of Rheumatology, entre 400.000 y 3.1 millones de adultos tienen el síndrome de Sjögren. Esta condición puede afectar a personas de cualquier edad, pero los síntomas suelen aparecer entre las edades de 45 y 55 años. Afecta 10 veces más a mujeres que a hombres. Alrededor de la mitad de los pacientes también tienen artritis reumatoide u otras enfermedades del tejido conectivo, como lupus.

 

¿Qué es el Síndrome de Sjögren?

Se trata de una enfermedad inflamatoria que puede manifestarse en diferentes partes del cuerpo, pero que normalmente afecta con mayor frecuencia a las glándulas lagrimales y salivales.

Su origen se remonta al año 1900, cuando el médico sueco Henrik Sjögren descubrió, por primera vez, que un grupo de mujeres tuvo artritis crónica acompañada de resequedad en los ojos y en la boca.

Hoy en día, las personas encargadas de llevar esta investigación saben más sobre este síndrome, y lo que es más importante, ofrecen consejos sobre cómo mejorar la calidad de vida de los que lo padecen.

 

Causas del síndrome de Sjögren

Según datos de la misma fuente, aún no se conoce la causa exacta de esta enfermedad, pero lo que sí que se tiene claro es que se trata de un trastorno autoinmune. Las personas que lo padecen, se caracterizan por tener proteínas anormales en la sangre, haciendo que el sistema inmunológico reaccione en contra de su propio tejido.

El hecho de que se produzca sequedad lacrimal y bucal, como se ha visto anteriormente, se debe a que las glándulas encargadas de producir estos fluídos, son dañadas por la inflamación haciendo que no puedan realizar su función correctamente.

Pero no solo se producen esos síntomas, sino que también pueden aparecer complicaciones en otras partes del cuerpo como dolor y rigidez en las articulaciones, erupciones en los brazos y las piernas debido a la inflamación de los vasos sanguíneros, entumecimiento, hormigueo y en algunos casos debilidad.

 

Curación

Aunque el síndrome de Sjögren no se puede curar, el seguimiento de un tratamiento adecuado puede ayudar a aliviar los síntomas. Por eso, en caso de padecer alguno de los síntomas, es muy importante ponerse en manos de un especialista de este campo (reumatólogo) para que ajuste el tratamiento más adecuado a tu caso. Pero lo más normal es que el paciente deba prestar una importante atención frente a los ojos y la boca para que no se produzca infecciones graves.

Aunque todavía no se haya dado con una solución, las personas con este trastorno pueden llevar una vida normal con muy pocos ajustes, y siguiendo siempre las pautas recomendadas por su médico.

 

 
 
 
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR

Espere...
Procesando información, espere...